Exportaciones a Brasil: prevén para este año un escenario similar a 2021 (cerca de u$s12.000 M)

Actualidad 08 de febrero de 2022 Por Tomás Del Popolo
Se estima que la economía del país vecino crecerá apenas un 0,3% en 2022. Advierten de todas formas una caída en la participación de los envíos argentinos en el total de las importaciones brasileñas.
comercio-argentina-brasil

Durante 2021 la balanza bilateral con Brasil arrojó un superávit de u$s66 millones, luego de acumular a lo largo del año exportaciones por u$s11.948 millones. Para este año, tanto los analistas locales como el FMI prevén que la economía del país vecino crecerá apenas un 0,3%. En ese escenario, anticipan que los envíos al principal socio comercial argentino se mantendrán en los mismos niveles del año pasado.

Desde el IERAL de la Fundación Mediterránea señalaron que, si bien las exportaciones argentinas a Brasil aumentaron un 51,3% en 2021, fue producto de la normalización en materia sanitaria. Además, destacaron que la participación de las exportaciones argentinas en el total de las importaciones de Brasil fue del 5,4%, “muy lejos del ‘market share’ de 2010, cuando fue de 7,9% del total”.

En enero, las exportaciones de Argentina hacia Brasil fueron por u$s795 millones. “Estuvieron estancadas respecto del mismo mes de 2021. Esto adelanta un escenario que se espera todo el año: con un crecimiento muy modesto de Brasil, que realizará importaciones totales semejantes a las del año pasado: en torno de los u$s12.000 millones”, señaló a Ámbito Jorge Vasconcelos, economista jefe de IERAL.

Al analizar los motivos de por qué la economía brasileña prácticamente se estancará este año, Vasconcelos sostuvo: “Brasil es como un espejo invertido de Argentina. Acá, atribuimos algún riesgo al crecimiento en 2022 por falta de reservas, por dificultades para importar y abastecer los mercados. Brasil tiene problemas para crecer, pero el origen, que en el fondo es el mismo (problema fiscal y de deuda pública), la forma que se transmite la raíz de esos problemas a las consecuencias, son distintas. Porque Brasil tiene reservas por u$s365.000 millones: eso representaría 18 meses de importaciones. Pero el problema que tienen, es que la inflación se disparó en 2021, alcanzando el 10,1% anual. Entonces, el Banco Central empezó a subir la tasa de interés. La Selic, la tasa de política monetaria, está en 10,75% y se espera que siga subiendo por lo menos hasta 11,75%”.

“Pero el problema es que falta credibilidad. Esa suba en la tasa de interés de corto plazo, se transmite a lo largo de toda la curva. Entonces la tasa en reales de los bonos largos del Tesoro de Brasil también está en el 11%. Una política de estabilización exitosa, es una en la cual subís la tasa de interés de corto plazo para combatir la inflación, pero la tasa de interés de largo plazo debería estar entre 6% y 7%. Eso no es lo que está sucediendo. Por eso es que se produce ese efecto de freno en la actividad económica: no es por la tasa de corto plazo, es porque no baja la de largo plazo. Y ésta no baja por un problema de confianza, de credibilidad, porque la deuda pública está subiendo”, remarcó el economista, quien sostuvo también que, si bien Brasil no tiene problema de deuda externa, tiene una deuda pública elevada, “en el orden del 80% del PBI y los intereses para esa deuda del 11%”.

Sobre lo que pueda ocurrir con la balanza comercial, teniendo en cuenta la falta de divisas para importar desde la Argentina, el analista remarcó: “Creo que, en este momento, el tema relevante es qué pasa con las exportaciones a Brasil: siempre que tenemos más exportaciones, también tenemos más importaciones, porque usamos los propios insumos brasileños. Y hay que tener en cuenta que, desde el punto de vista cambiario, hay una cierta ventaja del lado brasileño. Si uno mira lo que pasó en Argentina en los últimos doce o trece meses, en realidad la apreciación del peso contra el real es importante: tenemos menos ventaja cambiaria de la que teníamos un año atrás”.

Misiones

En ese contexto, es que la embajada argentina en Brasil impulsa nuevas misiones comerciales para sostener el nivel de las exportaciones. Según publicó este diario ayer, el foco estará puesto en las economías regionales, el sector automotriz y un grupo de rubros prioritarios que cuentan con “grandes oportunidades de negocios”.

FUENTE: ambito.com

Te puede interesar