Informe General PARTE 3: La cosecha

Historia 12 de febrero de 2022 Por Marta Gai
Edición número 13. 5 de marzo de 1953.

Lic. Marta Gai

C- LA COSECHA


(Se transcribe para destacar en letra mayúscula las ideas principales, se refiere
a la cosecha de trigo)

Pág. 2

"Molidos y cansados HEMOS LLEGADO AL FINAL DEL AÑO 1952, alentados tan
solo con la esperanza de que en 1953 nos depare una mejoría QUE NO SE
VISLUMBRA DESDE HACE MUCHO TIEMPO.
Mirar hacia atrás sería tan insensato como volverse a contemplar EL CAMPO
DE LA DERROTA, donde se jugaron, destruyeron y enterraron hasta la última
reserva de ilusiones y optimismo.
Debemos hacer un esfuerzo para empezar de nuevo y olvidándolo todo, estrechar filas y mirar hacia adelante que es la única forma de rehacerse después de la derrota. Tengamos esperanza de que 1953 será mejor y que alcanzaremos en él, si no el triunfo, al menos la retribución que corresponde a tanto esfuerzo, trabajo y
sacrificio.

TODOS ESPERAN LA MEJORÍA COMO CONSECUENCIA DIRECTA DE LA COSECHA
Y COMO ESO NO ES MALO, NOSOTROS TAMBIÉN PODEMOS HACER LO MISMO
Y ASOCIARNOS A LOS QUE ESPERAN; PERO, ESO SÍ, A CONDICIÓN DE QUE
COMO EL *MANÁ MILAGROSO", LA COSECHA NOS TRAERÁ POR SÍ SOLA, LA
SOLUCIÓN DE TODOS LOS PROBLEMAS.

Evidentemente, la cosecha es buena y es lógico esperar que PONDRÁ EN
CIRCULACIÓN EL DINERO, pero no debemos olvidar que también el productor,
como nosotros, ha sufrido esta serie de años malos, y aleccionados por esa
experiencia ya no tirará su dinero como antes.

Los agricultores como todos los que viven de las actividades del agro, tienen ya
el propósito de formar reservas para los tiempos malos, ahorrando.
Eso, no se notará en ciudades industrializadas y que cuentan con vida propia,
pero no ocurre lo MISMO EN NUESTRA CIUDAD, DONDE LOS NEGOCIOS
RECIBEN TAN DIRECTAMENTE EL INFLUJO DEL AGRO. ES SABIDO QUE
NUESTRA ECONOMÍA SE NUTRE EN DOS FUENTES DEFINIDAS: LOS SUELDOS, QUE SON RECURSOS DIRECTOS Y ESTABLES Y LA AGRICULTURA, CUYOS BENEFICIOS SON PARA NOSOTROS INSEGUROS.

Los sueldos, ya sabemos lo que dan y la cosecha es siempre un enigma hasta el último momento.
EL GRUESO DE LOS SUELDOS PROVINCIALES, NACIONALES Y MUNICIPALES,
APENAS ALCANZAN PARA SOSTENERSE, SIEMPRE QUE TRABAJEN VARIOS EN
LA FAMILIA, QUÉ BENEFICIO, PUEDE DEJARLE AL COMERCIANTE. MUY POCO. Y
SI ESA FUENTE, LA MÁS SEGURA, OFRECE TAN POCO, QUÉ PODEMOS
ESPERAR DE LOS OTROS RECURSOS QUE NO SON LOS DEL CAMPO.

Por eso pensamos que es lógico esperanzarse en la cosecha, pero es prudente
también no ilusionarse mucho.*

(Firmado por un seudónimo)

ARGENTINO QUE MIRA EL HUMO

Te puede interesar