Ciberestafas: 15 detenidos por una investigación iniciada en Laboulaye

Regionales 17 de febrero de 2022 Por Tomás Del Popolo
El caso incluye damnificados en Córdoba, San Isidro, Mar del Plata y Tandil. Parte de los procedimientos se realizaron en Río Cuarto.
operativo-laboulaye-5

Una investigación por ciberestafas, iniciada en Laboulaye, arrojó como resultado la detención de 15 personas, según informó el Ministerio Público Fiscal (MPF). La causa tiene damnificados en esa ciudad del sur cordobés, como así también en la capital provincial, y en localidades bonaerenses como San Isidro, Mar del Plata y Tandil.

Una investigación por ciberestafas, iniciada en Laboulaye, arrojó como resultado la detención de 15 personas, según informó el Ministerio Público Fiscal (MPF). La causa tiene damnificados en esa ciudad del sur cordobés, como así también en la capital provincial, y en localidades bonaerenses como San Isidro, Mar del Plata y Tandil.

Participaron alrededor de 70 efectivos policiales, que contaron con colaboración de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA), y el grupo Eter de la policía provincial. Asimismo se constató el hallazgo de estupefacientes en dos viviendas.

"Las actuaciones se encuentran bajo secreto de sumario, llevándose a cabo diversos actos de investigación atento la complejidad y la pluralidad de los planes delictivos y de ilícitos investigados", indicó el MPF. "La investigación incluyó vigilancias, seguimientos a través de las redes sociales, análisis de informes de múltiples cuentas de entidades financieras y líneas telefónicas", anticiparon.

La maniobra utilizada

De la investigación surgió que una de las principales maniobras empleadas por lo individuos consistía en rastrear publicaciones efectuadas por medio de páginas de internet de objetos en venta.

Luego las tareas se dividían entre quienes entablaban contacto con el vendedor, simulando identidades falsas hasta ganar su confianza y obtener datos relativos a cuentas bancarias y otra información financiera de relevancia. Complementando la maniobra, otra persona se encargaba de las operaciones electrónicas, a través de las cuales se gestionaban créditos en entidades financieras sin consentimiento del titular de la cuenta.

Por esta causa se realizaron 12 allanamientos y se logró el secuestro de diversos elementos vinculados a los hechos investigados, entre ellos aparatos de telefonía celular.

Éste era contactado en una segunda oportunidad, a fin de lograr que efectuara la transferencia del dinero obtenido a otra cuenta, para lo cual se lo engañaba manifestándole que por error se había efectuado una transferencia por un monto dinerario mayor o que la transferencia se había efectuado más de una vez, de esta manera, el damnificado ingresaba a constatar el saldo de su cuenta y al advertir el aumento de dinero, sin chequear los movimientos que daban origen al incremento, efectuaba la transferencia requerida a otra cuenta, esta última muchas veces aportada por algún participe, comúnmente denominado “mula”, encargado de recibir el dinero.

Finalmente, el dinero era transferido a otra cuenta bancaria o retirado por algún integrante de la organización, entre quienes se dividían el producido. Con el dinero fraudulento los imputados adquirieron diversos bienes, desde moneda extranjera, electrodomésticos hasta un rodado.

FUENTE: puntal.com.ar

Te puede interesar