"Si llueven 40 mm, el agua ingresará a la ciudad", dijo el intendente de Rufino

Regionales 05 de marzo de 2022 Por Tomás Del Popolo
Natalio Lattanzi mostró preocupación tras las precipitaciones de ayer, que llegaron a 22 mm, y el pronóstico de un fin de semana con más lluvias.
whatsapp-image-2019-04-17-at-210156-scaledjpeg

“Si llueven 40 milímetros, el agua va a ingresar a la ciudad”, indicó con preocupación el intendente de Rufino, Natalio Lattanzi, en la jornada de ayer. A eso, se le debe agregar que en las primeras horas de la mañana llovía y el pronóstico del servicio meteorológico indica precipitaciones durante el fin de semana. Teniendo en cuenta que hace siete días el agua caída había sido mucha, el temor a inundaciones va creciendo. Encima, la crecida de la laguna La Picasa influye, como ya pasó el último domingo al llegar a ambos lados de la ruta nacional Nº7, a la altura del kilómetro 415, a diez del casco céntrico rufinense.

Durante el fin de semana pasado la lluvia hizo crecer el caudal de agua, que llegó al casco urbano de Rufino, anegando caminos rurales.

En las primeras horas de ayer la alerta se renovó al registrarse lluvias, las que horas más tarde según el registro pluviométrico fueron de 22 mm, hasta las 7 horas. Y a esa cantidad de agua se le debe sumar la de los alrededores de la cuenca de la laguna.

El Servicio Meteorológico Nacional no aporta buenas persepectivas para sábado y domingo, al punto que prevé “precipitaciones” importantes.

“Los canales perimetrales de Rufino escurren muy lentamentente. Espero que no lluevan 40 mm, porque tras ese límite vamos a tener problemas”, señaló Lattanzi en diálogo con el portal web Sur 24.

Asimismo, el intendente se refirió a una nueva crecida de La Picasa al decir que “el agua está al borde de la calzada. Con una lluvia intensa más, seguramente estará por encima”.

Esto ya sucedió el fin de semana pasado, entre Pichimahuida y El Mangrullo. Vialidad Nacional tuvo que intervenir y desde el martes maquinarias (dos retroexcavadoras) enviadas por el gobierno provincial están trabajando en la zona tratando de aliviar la situación y bajar el nivel de la laguna para que no desborde.

En este sentido, el presidente del Comité de Cuenca Laguna La Picasa, Juan Carlos Duhalde, describió en diálogo con VerTV: “Después de mucho trabajo desde lo hídrico logramos bajar la laguna a la cota 101,68, pero después de un noviembre y diciembre con lluvias normales, en enero cayeron entre 400 y 500 mm en toda la zona y en febrero 200 mm más”. Para tener en cuenta también, si bien la parte más profunda de la laguna corresponde a campos destinados a ganadería, el rebalse que se está produciendo está afectando a zonas de alta producción, según los cálculos del Inta.

La cuenca La Picasa abarca 500 mil hectáreas y en la provincia de Santa Fe cerca de 300 mil, incluyendo los distritos de Teodelina, Villa Cañás, María Teresa, Christophersen, San Gregorio, Diego de Alvear, Rufino, Amenábar, Aarón Castellanos, Lazzarino y Sancti Spíritu, en el departamento General López.

FUENTE: lacapital.com.ar

Te puede interesar