Piden la intervención el Estado nacional para destrabar la crítica situación de la laguna La Picasa

Regionales 06 de marzo de 2022 Por Tomás Del Popolo
Acusan a Córdoba y Buenos Aires de enviar agua a la provincia de Santa Fe mediante canales clandestinos.
imagepng (16)

Diputadas y diputados radicales de la provincia de Santa Fe junto con el senador por el departamento General López, Lisandro Enrico, y la legisladora nacional Victoria Tejeda pidieron que el gobierno nacional actúe para destrabar un conflicto judicial que paralizó las obras en la laguna La Picasa que se encuentra en una situación sumamente crítica. Además el presidente comunal de Aarón Castellanos, Walter Ramanzín, denunció que las provincias de Córdoba y Buenos Aires envían aguas a La Picasa a través de canales clandestinos.

Por otra parte en Rufino, ciudad cercana al espejo de agua, temen que como consecuencia de las abundantes lluvias la localidad se inunde aunque en este caso sería por la cantidad de lluvia caída en las últimas semanas a lo que se agrega el pronóstico de inestabilidad para los próximos días. Así lo aseguró el intendente Natalio Lattanzi.

El trabajo conjunto entre los legisladores del Bloque UCR-Evolución y el senador Lisandro Enrico para exigir soluciones a la problemática de la Laguna La Picasa, llegó al Congreso de la Nación a través de un Proyecto de Declaración presentado por la diputada nacional María Victoria Tejeda (UCR).

El pedido ingresado oficialmente por la legisladora radical pretende que el gobierno nacional interceda para la pronta resolución de un conflicto judicial que paraliza las obras de la zona del comité inter jurisdiccional de la Laguna La Picasa, -que abarca las provincias de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires- permitiendo su inmediato restablecimiento a los fines de limitar y controlar los aportes de agua que ponen en riesgo a miles de hectáreas productivas de la región.

imagepng (17)

En 2021 el tren volvió a cruzar la laguna tras estar 4 años sin hacerlo. Por el momento el ramal se encuentra activo.

Canales clandestinos


En diálogo con este diario días atrás el presidente comunal de Aarón Castellanos, Walter Ramanzín, explicó que “la laguna está aumentando entre 2 y 3 centímetros. La semana pasada llovió en Castellanos 190 milímetros. Llevamos este año 630, los canales de ingreso vienen desbordados y nos está causando muchos problemas en campos muy productivos por los desborde de esos canales”.

Agregó que “hace 2 días se recorrió toda la cuenca desde el reservorio 1 en Córdoba hasta La Picasa que sería el reservorio 8. Lo recorrió el comité compuesto por las provincias de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires y también Nación. Se detectó lo que vengo denunciando desde hace años y es que todos los reservorios de Córdoba con los niveles de retención inferior al que tendrían que tener.”

Además –resaltó-que “los de Buenos Aires esquivando el reservorio y mandando directo sin retener nada. Dentro de un año vamos a estar peor. Santa Fe ya realizó las denuncia de todo lo que se detectó en la recorrida. Nosotros peleamos haciendo denuncias con una lapicera y Córdoba y Buenos Aires te contestan haciendo canales clandestinos para mandarnos más agua”.

Obras para La Picasa


Hace algunos meses un productor de la localidad de Junín (Buenos Aires) inició acciones legales contra el Estado Provincial y el Estado Nacional por la inundación de terrenos productivos de su propiedad. Por este motivo, el fallo de la justicia federal estableció una indemnización por una determinada suma de dinero, pero además, la paralización de las obras de la zona del Comité Interjurisdiccional de la Laguna La Picasa, generó que muchas de las obras necesarias hoy para poder contener el agua, no se puedan culminar.

El problema de La Picasa data de fines de la década de 1997 cuando el nivel del espejo de agua ubicado al sur de Santa Fe ascendió notablemente tras un ciclo intenso de precipitaciones, que comprometió en diverso grado las estructuras socio-económicas locales.

Durante enero de 2022, las lluvias caídas en el sur de Santa Fe, sur de Córdoba y norte de Buenos Aires, sumado a la falta de finalización en las obras que se encontraban en la provincia de Córdoba, generaron un crecimiento inusual del volumen de la laguna, ocasionando su desborde.

La situación empeoró cuando el 28 de febrero, nuevamente, recibió volúmenes de agua mucho mayores a los registrados históricamente, dando como resultado, el desborde de la laguna entre Pichimahuida y El Mangrullo, cubriendo de agua la calzada de la ruta nacional N° 7 entre los kilómetros 413 y 415.

FUENTE: lacapital.com.ar

Te puede interesar