Dos pueblos de la laguna La Picasa desatan la "guerra del pejerrey"

Regionales 10 de mayo de 2022 Por Tomás Del Popolo
La Comuna de Diego de Alvear limitó la pesca deportiva a los fines de semana y afectará al turismo y a los pescadores de San Gregorio.
la-guerra-del-pejerreyjpeg

Una fuerte polémica generó este lunes la instrumentación de una ordenanza que regula la pesca deportiva del pejerrey en la laguna La Picasa, que afecta intereses, y pone casi en pie de guerra a dos poblaciones del departamento General López.

La normativa sancionada por la Comuna de Diego de Alvear limita la actividad, que estaba permitida todos los días, únicamente a los fines de semana y feriados. Una medida que, si bien se funda en la defensa del recurso ictícola y la fuente de trabajo de unos 300 pescadores dieguenses, provocó malestar y alarma en la vecina población de San Gregorio, distante a solo ocho kilómetros.

Esta comunidad vive un notable repunte en su economía y ahora teme un parate que ponga en riesgo el crecimiento y el movimiento que visibilizan desde hace un tiempo los sectores comercial y de servicios, además de generar trabajo para decenas de familias que se dedican a la limpieza y fileteado del pescado. Aunque la norma fue dictada por otro distrito impacta directamente en San Gregorio, ya que los dos embarcaderos de propietarios locales están situados en jurisdicción de Diego de Alvear.

Lo resuelto no sólo transformó en desolación la dinámica que esos muelles mostraron hasta este domingo ante el aluvión de visitantes de distintos puntos del país que hicieron base en San Gregorio para ir a pescar a la laguna, que involucra a cuatro comunidades santafesinas. Además de Diego de Alvear y San Gregorio, Aarón Castellanos y Chistophersen, que son las localidades establecidas a la vera de La Picasa, que en sus inicios tenía una pequeña dimensión en relación a su actual extensión.

20220509_165355jpg

El periodista local Pedro Cocco consideró que la ordenanza aprobada”es perjudicial para San Gregorio, pero a la vez abre el debate para avanzar en una regulación de la actividad pesquera y evitar una depredación del recurso de la fauna ictícola de la laguna desde una mirada equilibrada que desaliente enfrentamientos entre pueblos hermanos y vele por el interés común”.

Este concepto es compartido por todas las partes consultadas por La Capital. Cocco además señaló que “la pesca del pejerrey mueve en San Gregorio unos 25 millones de pesos mensuales, lo que equivale al monto de la suma de lospresupuesto de la Comuna y la Cooperativa Eléctrica y Servicios Anexos.  Sobre el tema, el jefe comunal de Diego Alvear, Daniel Sagardia, explicó a este diario que “la medida adoptada se toma porque hay más de 350 vecinos que viven de lo que produce la laguna. Y al ritmo que vamos, donde los pescadores de caña en abril se llevaron 70 mil kilos de pejerreyes, nos van a dejar sin nada en seis meses a un año y se termina una importe fuente de trabajo para muchas familias”.

Y agregó: “Esa es la única finalidad que persigue esta ordenanza, que va a favor de los intereses de mi pueblo, que la laguna pertenece al distrito de Diego de Alvear. No tenemos animosidad contra nadie, pero es lógico que velemos por la defensa de nuestra gente. No estamos -añadió- en contra de los pescadores deportivos, simplemente esta medida comunal apunta a preservar la fuente laboral más importante de la localidad y que la Picasa sea aprovechada durante 10 ó 15 años”.

El boom de la pesca en San Gregorio, pospandemia
 

La actividad pesquera no es nueva en San Gregorio, pero tuvo un fuerte impulso, al punto de convertirse en un boom durante este año tras las restricciones de la pandemia.

Centenares de turistas de distintas provincias desembarcan diariamente en esta localidad del sur santafesino para practicar la pesca deportiva. Y ese movimiento benefició a la economía local superando holgadamente las expectativas. Fue tal el impacto que la pequeña localidad sangregoriense cuenta actualmente con una importante oferta para el alojamiento de visitantes, cuya capacidad supera las 200 camas para albergar a los turistas.

En tanto que locales comerciales, de diferentes rubros, incrementaron sus ventas, algo que ahora aseguran parece estar en peligro con la polémica normativa dictada por el gobierno comunal de Diego de Alvear, que pone límites a la pesca comercial.  “Estamos preocupados porque ahora no habrá durante la semana tantos turistas que vengan a nuestra localidad, lo que nos terminará afectando porque los niveles de consumo van a bajar”, dijo un carnicero local a La Capital. Similar opinión manifestaron vecinos que se dedican al fileteado de pescados y otras actividades vinculadas que mueve el potenciado fenómeno pesquero.

Diego de Alvear limita la pesca deportiva a los fines de semana

La ordenanza sancionada por la Comuna de Diego de Alvear busca reglamentar en el distrito la pesca deportiva a fin de “preservar la fauna de la laguna La Picasa, en especial el pejerrey”. Establece que desde el 1 de diciembre al 31 de octubre de cada año “las personas interesadas” en desarrollar la referida actividad sólo podrán hacerlo los sábados, domingos y feriados con un cupo máximo de 40 ejemplares diarios por pescador o transporte.  Y permite la pesca comercial de lunes a viernes en la jurisdicción.

Y fija que del 1 de septiembre al 30 de noviembre, cuyo período coincide con la veda comercial, este tipo de pesca, que se realiza a través de redes, podrá únicamente llevarse adelante los sábados, domingos y feriados con un máximo de 15 piezas. En esa lapso queda prohibido llevar adelante “cualquier tipo de concurso o certamen de pesca”.

FUENTE: lacapital.com.ar

Te puede interesar