29 de mayo día de la esclerosis múltiple: seis “síntomas invisibles” y la importancia del diagnóstico temprano

Actualidad 30 de mayo de 2022 Por Tomás Del Popolo
En muchos países es la principal causa de discapacidad neurológica no traumática en adultos jóvenes. En Argentina afecta a unas 12 mil personas.
el-abordaje-de-la-enfermedad___PaMBp3rm3_1256x620__1
El abordaje de la enfermedad debe ser multidisciplinario. Foto Shutterstock.

El 30 de mayo es el Día de la Esclerosis Múltiple, una jornada destinada a visibilizar una enfermedad que se caracteriza por sus "síntomas invisibles", lo que muchas veces favorece el retraso del diagnóstico de esta patología poco frecuente de origen autoinmune, que suele manifestarse en personas jóvenes y no tiene cura pero sí tratamiento, por lo que es clave detectarla a tiempo.

En el mundo, más de 2,8 millones de personas viven con esclerosis múltiple (EM) y se estima que en Argentina son alrededor de 12 mil.

Para contribuir a visibilizarla y generar conciencia sobre las necesidades que enfrentan quienes viven con EM y las características de la enfermedad (y colaborar así a mejorar la detección), instituciones médicas y asociaciones de pacientes realizarán diferentes actividades.

esclerosis-dk

¿Qué es la esclerosis múltiple?


La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica, autoinmune (es el propio sistema de defensas el que ataca al organismo), que afecta al sistema nervioso central, compuesto por el cerebro y la médula espinal, generando lesiones desmielinizantes y daño de la sustancia gris.

Se manifiesta mayormente entre los 18 y 40 años, con una prevalencia de 3 a 1 en las mujeres. En muchos países, es la principal causa de discapacidad neurológica no traumática en adultos jóvenes. 

La EM ocurre cuando el sistema de defensas del cuerpo no reconoce la mielina (un material graso que protege y rodea las células nerviosas) como propia y, en consecuencia, la ataca y la lesiona. Esto afecta la forma en que los nervios conducen los impulsos eléctricos hacia y desde el cerebro.

"La mielina es fundamental para que el nervio conduzca la información de forma eficaz, por lo que, si la lesión ocurre, la conducción se torna más lenta y pueden hacerse evidentes los síntomas neurológicos", explica Verónica Tkachuk, médica de la División de Neurología del Hospital de Clínicas.

¿Cuáles son los síntomas de la esclerosis múltiple?
Los síntomas de la enfermedad dependen de dónde se ubiquen las "placas" desmielinizantes, indican desde la la sección Enfermedades Desmielinizantes del Servicio de Neurología del Hospital de Clínicas.

Los pacientes pueden presentar:

  • alteración de la sensibilidad;
  • fatiga, disminución de la fuerza (dificultad para caminar, torpeza, o debilidad de los miembros);
  • pérdida de la visión, generalmente unilateral (neuritis óptica);
  • vértigo, alteración de los movimientos oculares, visión doble;
  • alteraciones en el lenguaje; . inestabilidad al caminar o incoordinación para realizar movimientos;
  • inflamación medular (mielitis);
  • trastornos esfinterianos;
  • o síntomas cognitivos o, de manera infrecuente, psiquiátricos.

¿Cómo se diagnostica la esclerosis múltiple?


La EM es muchas veces es confundida por la palabra que comparten con la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), la enfermedad que afecta, entre otros, a Esteban Bullrich, y que lo obligó a dejar su banca en el Senado.

Aunque ambas patologías afectan el sistema nervioso, sus síntomas, tratamientos y pronósticos son diferentes.

"En el caso de la EM no existe un test de laboratorio específico para poder realizar un diagnóstico, lo cual puede resultar dificultoso para el médico, especialmente en los primeros estadios de la enfermedad", destacan desde EMA.

No obstante, señalan que existen criterios diagnósticos y algunos estudios ayudan a detectarla con mayor precisión.

¿Cómo se trata la esclerosis múltiple?


Si bien no existe en la actualidad una cura para la EM, el abordaje de la enfermedad avanzó mucho en los últimos años, por lo que un diagnóstico correcto es clave para acceder a un tratamiento que favorezca un mejor control.

El abordaje puede incluir tratamiento modificador de la enfermedad (que apunta a moderar la respuesta inmune que ataca a las neuronas), tratamiento agudo durante las recaídas (habitualmente corticoides) y tratamiento sintomático (orientado a mitigar síntomas secundarios, por ejemplo apoyo psicológico, antidepresivos, apoyo kinesiológico, analgésicos, entre otros).

FUENTE: clarin.com

Te puede interesar