A 152 años del primer censo nacional: curiosidades y sorpresa de la Argentina

Actualidad 15 de septiembre de 2021 Por Tomás Del Popolo
Se realizó el 15 de septiembre de 1869 y duró tres días. Fue impulsado por Domingo Faustino Sarmiento y hubo hallazgos asombrosos.
censo-nacionaljpg

Cada 10 años en Argentina se lleva a cabo un Censo de Población y Vivienda para recopilar datos y evaluar factores, demográficos y sociales del país. Estos procesos también pueden realizarse en provincias y localidades, en otra frecuencia de tiempo. No obstante, estos no existieron sino hasta la sanción de una ley en 1862, la cual establecía llevar a cabo un censo general de población. Así, tras muchos intentos, un día como hoy pero hace 152 años se comenzó la realización del primer Censo Nacional, que tuvo una duración de tres días.

Este se desarrolló bajo la presidencia de Domingo Faustino Sarmiento y comenzó el 15 de septiembre de 1869 para finalizar en las 48 horas posteriores, el día 17 del mismo mes y año. Los resultados dejaron grandes sorpresas comparadas a la población que es hoy, sobre todo por las profesiones que se destacaban, la cantidad de personas analfabetas y el índice de pobreza.

Sin embargo, antes de comenzar se debe ir más atrás en el tiempo, a los primeros intentos de censar al país, a poco de independizarse la Argentina de las tropas españolas. Según el documento oficial del censo, que tiene un total de 756 páginas, fue realizado en 1869 y dirigido por Diego de la Fuente, sobre los antecedentes existentes "no existen sino tentativas de censo, o trabajos parciales, sin uniformidad, ni plan general".

censo-nacional-1869jpg

Antecedentes de censos poblacionales en Argentina


Quien tuvo por primera vez la idea de llevar a cabo esta investigación fue Mariano Moreno en el 1810, cuando mandó a realizar un análisis de las provincias que formaban parte del virreinato. Pero debido a la mala implementación solo se obtuvieron datos de Buenos Aires y ni siquiera eran certeros. Algo similar sucedió tres años después, ya que la Asamblea General Constituyente ordenó la "formación de un empadronamiento prolijo de todos los pueblos", aunque tampoco se concluyó.

A su vez, entre los años 1854 y 1860, cuando Justo José de Urquiza era presidente de la Confederación Argentina, Santiago Derqui, quien se desempeñaba como su Ministro del interior, decretó la realización de un censo general. De nuevo, no fue más que un intento debido a que la manera en la que fue organizado no cubrió los lugares que debía y solo fueron censadas ocho de las trece provincias que formaban parte de la que en aquella época era la Confederación.

Desde el primer censo oficial realizado en la República Argentina en 1869 se llevaron a cabo otros nueve, en 1895, 1914, 1947, 1960, 1970, 1980, 1991, 2001 y 2010. Fue a partir de la Ley de Estadísticas y Censos, Ley N° 17.622, sancionada el 25 de enero de 1968, que se ordenó la creación de un Instituto Nacional de Estadística y Censos, conocido como el INDEC, para que sea este quien se encargue cada 10 años del relevamiento de la población y su magnitud, estructura, crecimiento, distribución, además de las características económicas, sociales y demográficas.

Entonces, los que todavía eran estados de Argentina fueron divididos en cinco agrupaciones para un mejor manejo de los datos: este, centro, oeste, norte y territorios. En la región del este se encontraban Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes, que llegaron a un total de 847.518 habitantes; en el centro estaban Córdoba, San Luis y Santiago del Estero, sumando 396.700 habitantes; la agrupación oeste la constituían Mendoza, San Juan, La Rioja y Catamarca, con 254.440 personas; de la Norte participaban Tucumán, Salta y Jujuy con 238.265; y los territorios Chaco, Misiones, La Pampa y Patagonia reunieron 93.291 habitantes.

resultado-censojpg

Por otro lado, se entrevistó sobre las profesiones de cada una de las personas habitantes de los hogares, arrojando bajos números de formación y una gran diferencia entre hombres y mujeres. De La Fuente aclaró en el documento que a pesar de que algunos errores se hayan podido haber cometido en el escrito, la mayoría podían tomarse con credibilidad. Así, 9602 hombres eran militares, 8653 agricultores, 2307 se dedicaban a oficios escolares como profesores, maestros, preceptores, 1781 eran mineros, 1047 eran curanderos y curanderas y solo 458 eran médicos. Además, 439 se desempeñaban como abogados, 240 como agrimensores, 194 como ingenieros y 70 como arquitectos.

Las mujeres, por su parte, trabajaban en las labores del hogar y un total de 140 mil desarrollaba trabajos de costureras, lavanderas, tejedoras, planchadoras, cigarreras, amasadoras, entre otras, lo que preocupó y alarmó sobre la "incertidumbre" en el "sustento de jornal, muchas veces difícil y precario".

Fue gracias a estos resultados que Domingo Faustino Sarmiento comenzó el camino de la educación para el país, creando escuelas, y dejando cuando terminó su función el doble de niños escolarizados.

tabla-profesionesjpg

FUENTE: lacapital.com.ar

Te puede interesar