Lo hizo en la mañana de hoy durante una reunión con representantes del Ejecutivo. Insiste en que el control de acceso y egreso a la ciudad dejó de ser esencial y solicitó el equipamiento necesario para garantizar el bienestar de los recolectores de residuos. En la jornada de hoy no habrá servicio de recolección

Mientras se desarrolla la segunda jornada del paro por 72 horas dispuesto por la FESTRAM en toda la provincia, hace instantes autoridades del Sindicato de Trabajadores Municipales, encabezadas por María José Barrios se reunieron con funcionarios Ejecutivos, planteando la preocupación por el creciente contagio de COVID en la ciudad y los riesgos que esto implica para los trabajadores municipales, solicitando que los trabajadores No Esenciales permanezcan en sus domicilios, respetando así el Decreto Gubernamental de retroceso de fase.

Para los Sindicalistas, es un despropósito seguir manteniendo los controles de acceso y egreso a la ciudad, cuando no se lleva a cabo ninguna medida preventiva y de detección de virus, más allá de mantener un registro de personas. «Se expone al personal, cuando debemos insistir en los cuidados personales y la responsabilidad de cada uno. Hoy el virus está en Rufino y cada vez más grave», explicaban tras la reunión, exigiendo que se entreguen los equipamientos de seguridad y prevención para los recolectores de residuos.

Las definiciones podrían conocerse en los próximos minutos.